¿Cómo afecta la dieta vegetariana a nuestra salud?

Hoy en día es muy común encontrar personas que llevan un estilo de vida apegado a una dieta vegetariana, incluso la variante más estricta, llamada vegana. La principal razón de este incremento son los beneficios que aporta este tipo de dieta a la salud del cuerpo humano.

Pero no todo es color de rosa: una dieta vegetariana descuidada, más que beneficiosa, puede acarrear peligro para nuestro organismo. Es por eso que queremos comentarte los pros y los contras de este estilo de vida, además de algunos consejos para aprovecharlo al máximo.

 

Ventajas y desventajas de llevar una dieta vegetariana

Empecemos por los aspectos positivos de una dieta vegetariana.

Lo primero que tenemos que resaltar es que al no consumir productos provenientes del reino animal, el aporte de colesterol es nulo, sin dudas algo muy beneficioso. También disminuyen hasta casi desaparecer los aportes de grasas saturadas, lo que se traduce en una bondad para nuestro sistema cardiovascular.

Las dietas de este tipo están relacionadas con un mayor consumo de fibras, sobre todo si se incorporan cereales integrales, algo que incide en la prevención del cáncer de próstata y de colon.

Pero los vegetarianos deben tener en cuenta que los productos excluidos de su dieta también aportan nutrientes y vitaminas necesarias, como el hierro biodisponible y la vitamina B12. Estos micronutrientes deben ser incorporados por otras vías para evitar enfermedades.

El hierro de origen vegetal no es absorbido con facilidad por el cuerpo humano, así que es necesario mantener un suplemento extra para evitar sufrir anemias. Una forma muy efectiva de hacerlo es incorporando algas al menú diario.

Otro nutriente a vigilar en la dieta vegetariana es el Omega 3, cuya principal fuente de obtención es el pescado. Se recomienda el consumo de aceite de oliva y frutos secos para prevenir su déficit.

by